Alfombras modulares

Las alfombras modulares son una de las opciones más populares para proteger los pisos. A pesar de su aparente novedad, no son un concepto nuevo, pues ha sido muy utilizado a nivel comercial. Aeropuertos, centros comerciales, hoteles, centros de convenciones y otras áreas de alto tráfico conocen las tremendas ventajas de las alfombras modulares, pues son ideales para aquellos espacios en los que se espera un alto desempeño con estética, calidad y buenos precios.

El diseño de las alfombras modulares es único. Las tradicionales suelen venir en rollos de varios metros de largo, por lo que su transporte, manejo e instalación requieren la intervención de expertos; mientras que las alfombras modulares vienen en piezas cuadradas de dimensiones reducidas, como si fueran azulejos, por lo que su transporte e instalación se convierten en una tarea mucho más sencilla. Las alfombras tradicionales deben ser instaladas con pegamentos o grapas, por lo que colocarlas y retirarlas requiera mano de obra experta, en cambio con las alfombras modulares la cantidad de personas involucradas en su instalación se reduce considerablemente. Una de sus mayores ventajas es la posibilidad de reemplazar sus piezas sin afectar la composición completa.

Si una de las piezas se mancha, deteriora o rompe, puedes removerla temporalmente para ser limpiada o sencillamente cambiarla por una completamente nueva, así que el costo y dificultad de mantenimiento es mucho más económica y veloz. Como si fuera poco, la posibilidad de crear diseños únicos combinando colores y formas de módulos, permite personalizar y transformar una simple alfombra en una verdadera obra de arte, convirtiendo a las alfombras modulares en la mejor opción para tratar los pisos tanto en residencias como comercios.