Acondicionar una habitación que será pintada

Pintar una habitación parece ser una tarea muy sencilla, lo que es cierto hasta cierto punto. Pero por el hecho de ser una labor sencilla, no quiere decir que no requiera una cierta preparación, por lo que se debe planear bien cómo se va a pintar y qué tareas se deben hacer antes de comenzar a pintar.

Muchas personas comienzan a pintar sin siquiera acondicionar la habitación para eso, y el resultado es que muchas partes de la habitación quedan manchadas, partes que no deberían recibir pintura. Es por esto que se deben tomar en cuenta los siguientes pasos antes de pintar una habitación

Sacar los muebles incómodos y cubrir los muebles grandes

Los muebles pequeños pueden ser un problema para el trabajo de pintura, y por ello la primera tarea por hacer para acondicionar la habitación es retirar todos los muebles pequeños e incómodos que pueden ser un estorbo. En esta lista se incluyen las sillas, las pequeñas mesas, además de todos esos artículos frágiles que se pueden quebrar por el más mínimo golpe, sin contar con los objetos pequeños que se pueden perder fácilmente.

Hay muebles que son tan grandes o tan pesados, que pueden ser difíciles de trasladar de un lado a otro. En este caso, lo mejor es taparlos con una cubierta especial de plástico y ponerlos en el centro de la habitación, para que no molesten durante el proceso de pintado.

Cubrir el piso

Es necesario cubir el piso donde se pondrán los botes de pintura y donde se comenzará a pintar. Algunos pintores cubren todo el suelo para esto, lo que no está mal, pero a veces no es necesario cubrir todo el suelo, sino las partes más propensas a sufrir manchones.

Todo dependerá en gran medida de la agilidad de la persona para pintar. En caso de pintar los techos, lo mejor es cubrir todo el suelo.