Aclimatación de ambientes interiores con calor

Estufa Leña Con Horno A-68 Salida Trasera 150 Mm

Para que un ambiente interior sea confortable y habitable, es necesario mantener unas condiciones agradables para el organismo. Si este resulta muy frío, las personas que estén en el espacio necesitaran mantener el calor de alguna forma para evitar hipotermia; y si está muy cálido, puede causar fatiga o asfixia por calor. En casos de lugares de entrenamiento, estas condiciones pueden ser vitales al igual que en ambientes laborales o estudiantiles, todo para el correcto desarrollo de las actividades. Lo ideal es que todo recinto cerrado tenga las condiciones climáticas favorables para la mayor comodidad de los habitantes y visitantes.

En tiempos invernales en países con las cuatro estaciones, las temperaturas tienden a bajar tanto que ocasionan episodios de hipotermia, resfriados y demás afecciones, sin contar con la sensación incómoda de frío en el cuerpo. Se hace entonces sumamente necesario contar con un sistema que pueda ayudar a equilibrar el lugar con la temperatura tolerable promedio del cuerpo humano. En estos casos se utiliza la calefacción para subir la temperatura del aire dentro del espacio determinado y hacer la estadía más confortable y estable.

Las calefacciones son de diferentes tipos. Pueden ser por irradiación de un equipo que caliente una superficie y ésta a su vez caliente el aire del lugar al circular cíclicamente dentro de él. También puede invertirse la función del aire acondicionado al desactivar la circulación del gas refrigerante por sus tuberías y dejando que sea el calor del motor o de los disipadores lo que caliente el aire.

 

La calefacción por radiador de agua

Consiste en un sistema de tuberías que transportan agua caliente por toda la edificación, siendo el agua proveniente de una caldera o calentador. Esta agua caliente circula constantemente a una temperatura constante y alimenta a un radiador que se ubica en la parte más baja de cada espacio a calentar. El flujo de agua puede ser controlado en el mismo espacio mediante una llave de paso. El caliente cambiará de inmediato la temperatura del radiador y al contacto del aire con ésta, se logra dar al lugar una temperatura más caliente que la del ambiente exterior. Los radiadores pueden ser tipo zócalo o pantallas, generalmente son metálicas.

 

 

Calefacción eléctrica por pantalla irradiante

Es una superficie plana y generalmente de una aleación metálica y se calienta interiormente una resistencia por el flujo de electrones al conectarse a una toma de electricidad. Es menos eficiente por el consumo y la potencia de irradiación, pero es más económica de instalar y se utiliza individualmente en cada espacio.

Otros sistemas de calefacción son alimentados por energía solar, por termodinámica y unas más sofisticadas por distribución de tuberías radiantes en el suelo o el techo del recinto.