Momentos imprescindibles en una boda

En toda boda hay momentos especiales y detalles inolvidables. Los enumeraremos para que no se os pase ninguno cuáles son en el día más importante de una pareja y así tengáis un bonito recuerdo de por vida.

El día de una boda es único, especial y que solo pasa una vez en la vida, hay determinados momentos que son más emotivos y a los que dedicarles un especial cuidado en su planificación para que todo sea perfecto, momentos que son especiales para todos y de los que seréis protagonistas.

 

Los preparativos.

Cuando se lleva mucho tiempo planificando y pensando en un solo día, parece que no da llegado el momento y de repente llega y lo compartís con las personas que más queréis y cercanas a vosotros. Os rodeáis de familia y amigos los más cercanos para que os ayuden a prepararos. Es un momento en el que se cruzan miradas cómplices y donde los gestos de cariño y ternura se mezclan con las risas y bromas.

 

La llegada de la novia.

La novia llega a la ceremonia sin que el novio y los invitados la hayan visto con anterioridad. Para el novio es un instante muy especial, también es cuando los invitados la ven desfilando ante ellos. Los novios quieran guardar ese momento de por vida.

 

El momento de los intercambios.

El momento de las alianzas o si es una boda religiosa donde se añaden las arras, o bien una boda civil incluís la ceremonia de la luz por ejemplo, es un momento en el que parece que el mundo desaparezca.

 

Los votos.

Tener la posibilidad de escribir vuestros propios votos y leerlos delante de todos, un momento precioso y muy emotivo. No por ello hay que desmerecerlo, se recitan en una ceremonia religiosa y deben formularse con la misma sinceridad y poniendo el sentimiento en cada palabra para hacerlos especiales.